¿Que son los loquios y los entuertos postparto?

Vientre mujer entuertos postparto

Después del parto, tu cuerpo se prepara para realizar una serie de procesos fisiológicos que te ayudarán a sanar y a llevar el útero dentro de la pelvis. Producto de estos procesos se manifiesta el sangrado postparto o loquios, y contracciones dolorosas llamadas entuertos.

Tras instalarse el puerperio, después del parto se calculan 40 días (Cuarentena) para que la mujer le regrese el periodo. Aunque esto puede variar si la madre da lactancia materna, por lo cual la regla regresa cuando los niveles de prolactina caigan.

¿Qué son los loquios postparto?

Después del parto las pérdidas sanguinas reciben el nombre de loquios. Durante los tres primeros días después del nacimiento de tu bebé ya sea por parto o cesárea suelen ser abundantes y tiene un color rojo intenso.

Los loquios están compuestos por sangre y pequeños restos del revestimiento uterino formado en el embarazo. Es normal que se presenten coágulos así que no es razón para alarmarse.

En los hospitales es usual ver las toallas tocológicas de algodón, son muy buenas ya que son extra absorbentes y permiten la aireación de los tejidos.

Poco a poco después del cuatro día del puerperio los loquios van disminuyendo en intensidad. Al alcanzar el sexto día dejan de ser rojo intenso para pasar a ser marrones, ocres y por último adoptan un color amarillento.

En caso de que durante todos los días transcurridos los loquios no cambian de color, aunado al hecho de presentar dolor abdominal debes ir con tu médico para asegurarte de que no tienes algún resto placentario en el útero.

¿Qué son los entuertos postparto?

Con el parto, el útero debe regresar a su sitio original, gracias a las contracciones tras 24 horas del parto ya se encuentra infra umbilical y poco a poco continuará disminuyendo su tamaño un dedo por día.

Luego de 15 días después del parto, el útero llega a estar a la altura del pubis. Continuara descendiendo hasta que al llegar al final de la cuarentena se encontrará dentro de la pelvis en su tamaño normal.

Pero los primeros 4 o 5 días después del parto se presentan unas fuertes e intensas contracciones uterinas. Generalmente las primerizas no las experimentan o lo hacen muy poco, pero las mujeres ya con varios embarazos experimentan un dolor indescriptible.

Estas contracciones son producto de la oxitocina, misma hormona que produce las contracciones durante el parto y contribuye a expulsar la placenta al cerrar todos los vasos que la unen al útero.

Que continúe la descarga de oxitocina, permite que el útero recupere su posición original y favorece la subida de la leche.

Los entuertos del puerperio son dolorosos, pero pueden aliviarse tomando analgésicos siempre y cuando sea proscritos por tu médico para que no afecte la lactancia materna.

Es común que mientras le das de tomar a tu bebé; se presenten estos dolores, es común debido a que la succión de los pezones estimula la secreción de oxitocina.

Debes preocuparte cuando han pasado 5 días y sigues teniendo los mismos dolores fuertes e intensos como el primer día, en este caso debes regresar con tu medico ya que podrías tener restos placentarios.