Qué hacer si tu hija adolescente quedó embarazada

Qué hacer cuando una hija adolescente quedó embarazada

Los embarazos adolescentes son una de las principales preocupaciones de los padres de familia, no son una novedad y siempre han ocurrido, aunque también es cierto que en los últimos años han aumentado dramáticamente, en parte por la aparición de costumbres y modas entre los adolescentes y también acelerados en ocasiones por el descuido de los padres que a veces no les dan el control y vigilancia necesarios y por el contrario les permiten mucha libertad.

Cuando descubres que tu hija adolescente quedó embarazada…

Cuando se descubre que nuestra hija adolescente quedó embarazada, la primera reacción de los padres es un estado de shock, seguido de diferentes reacciones, mientras que la mamá generalmente se llena de un sentimiento de culpa y remordimiento al creer que ha sido la responsable directa, el papá, por su lado, reacciona con dolor hacia la hija al sentir que le ha fallado y lo ha decepcionado.

Otra reacción muy común es pena y miedo al que dirán, a cómo los pueden ver ahora las otras personas y si serán juzgados por este «descuido» que podría ser símbolo de una mala educación en el hogar o despreocupación sobre su hija.

Apoyo y planificación

Lo primero que debes hacer es mantener la calma, respirar profundo y entender que es algo que ya está hecho y ahora queda tomar decisiones cruciales, es conveniente no darse golpes de pecho, aunque sean reales, ya no servirán de nada, tampoco pensar en el que dirán, eso realmente no es importante, lo importante es la salud psicológica de tu hija en estos momentos y el futuro que le espera.

Si para ti es difícil esta situación para ella también lo es, está nerviosa, tiene miedo, incluso pánico y en su mente los pensamientos son confusos, ella sabía que podía pasar, pero nunca quiso que fuera así, se equivocó y ahora tendrá que madurar de un golpe y, en cualquier caso, esta situación va a marcar su vida sin importar el camino que elija, así las cosas, estar con tu hija es el camino más lógico.

Lo que debes hacer es apoyarla, hablar con ella y dejarle claro que la decisión que tomen será juntas, desde luego respetando la de ella, pero aportando la tuya, deberás sentarte con tu hija y crear un plan y una lista de toda la situación.

El futuro

Deberán considerar todas las opciones, ella es joven y tiene el futuro por delante, un hijo significa responsabilidad, pero tampoco es un castigo, no deben pensar así, la primera decisión, por incomoda que sea, siempre es decidir si tendrá o no él bebe, en algunos casos y según la edad de la niña, puede ser incluso un peligro médico.

Un punto importante es la madurez de la niña, ya que de esa madurez dependen muchas de las decisiones, es completamente posible, con el adecuado acompañamiento y ayuda de los padres, tener el hijo y seguir estudiando, ser profesional y salir adelante, pero depende, como dijimos, de la madurez y el esfuerzo que le dedique a su nueva realidad, de su capacidad de madurar ante esta situación.

Otro factor que se debe hablar y planificar es el componente económico, ¿quién, y como aportará al crecimiento del nuevo bb, el futuro padre o sus padres estarán pendientes y desean colaborar?, se debe ser claros en este apartado, un hijo no es el fin del mundo, pero el dinero necesario para tenerlo a tan temprana edad es el verdadero problema.

Muchos padres deciden juntar a los hijos y exigirles que convivan y cuando tengan edad se casen, esta decisión no es buena siempre, pero si es bueno exigirles que se hagan responsables, ellos se equivocaron y ahora deberán afrontar la situación.

En definitiva, deberás apoyar a tu hija, hablar y ayudarle a tomar decisiones, considerar todas las opciones y recorrer este camino juntas.