Manera de volver responsable a un adolescente ¡inténtalo!

Cómo hacer que los adolescentes se vuelvan más responsables

Responsabilidad, una palabra que de tanto decirla pareciera haber perdido sentido e importancia. Ser responsable es ser atento, saber que cada acción genera una reacción, y  la persona debe hacerse cargo de lo que resulte. En los jóvenes e incluso los niños, se debe enseñar e inculcar el sentido de responsabilidad, para que un adolescente sea alguien responsable se debe trabajar desde antes de llegar a esta etapa natural de la vida.

La tarea más dura es motivar a los adolescentes  y enseñarles a ser responsables cuando no han sido formado desde niños.

La generación de jóvenes que no asumen responsabilidades

La sobreprotección por parte de los padres, los llamados padres “helicóptero”, que siempre andan solucionando todo.

Esto hace que los jóvenes se vuelvan inseguros para solucionar sus propias situaciones, tanto que un joven de 25 años pareciera ser de 18 o el de 18 pareciera de 14.

No se les ha inducido desde pequeños a tener sentido de responsabilidad. Sin embargo, no todo está perdido, aún se pueden hacer muchas cosas para conseguir que los adolescentes se vuelvan más responsables.

Cómo tratar de volver responsable a un adolescente

Algunos de los siguientes consejos pueden ser de gran ayuda para inculcar en los jóvenes el sentido de la responsabilidad.

Demuéstrales tu afecto

Trata de pasar tiempo con ellos, demuéstrale que te importa. Escúchalo y respeta sus sentimientos.

Es normal que no le interese pasar mucho tiempo contigo, pero sigue intentando. Invítalo a compartir la cena contigo y prepárenla juntos, hablen de cosas importantes para el o tus experiencias a ellos les gusta oírlas. Dedícales mucho tiempo.

Háblales sobre sexualidad

Este tema es muy difícil tratarlo con los hijos, los padres tienden a sentir vergüenza.

Pero para formar adultos responsables es importante hablarle de los riesgos que implica la actividad sexual y los posibles riesgos a los que pueden enfrentarse, incluido el de ser padre o madre cuando aún no lo quiera hacer, si no sabe tomar las precauciones necesarias.

No lo presiones

Déjalo expresarse, no limites sus expresiones ni trates de influir en su cortes de pelo o la música que elige oír. No le digas que te gustaría que fuera diferente. Respétale, pero guíale, si se inclina por los piercing o tatuajes, hazle saber los riesgos en su salud, infección, cicatrices permanentes, contraer enfermedades, etc.

Que debe hacerse en un lugar higiénico para que tenga sentido de responsabilidad consigo mismo y su salud. Mantenerse atento a sus actividades en internet.

Todos sabemos los peligros que existen con actividades relacionadas con la web.

Debes estar pendiente, los adolescentes permanecen mucho tiempo conectados en sus teléfonos o computadoras.

Las redes sociales tienen el poder de atrapar su atención, no es muy recomendable, allí se maneja información que puede desviarles la atención. Debes advertirle sobre los riesgos.

Tareas para que tu hijo sea un líder

La tarea de formar un líder desde casa requiere cultivar el manejo de sus emociones y relaciones sanas con el mundo que lo rodea, recomendable para que tu hijo tenga éxito en toda su vida.

Así el tendrá satisfacción haciendo lo que más le gusta. Ser dueño de su destino y sus decisiones.

Un líder es una persona abierta, responsable, consiente de si mismo y de sus emociones.

Así será capaz de ubicarse, crecer y desarrollarse en todos los ámbitos de su vida.

Un líder no es ser jefe, no se trata de mandar, de exigir o imponer. Que no siente miedo, que no se entristece, ni se enoja.

Eso no existe, lo que existe es el ser humano capaz de manejar toda esa complejidad humana y ante todo es capaz de tener éxito.

Lecciones para que tus hijos puedan tener éxito

  • Enséñale valores y principios con el ejemplo.
  • Habla con él o ella sobre sus emociones.
  • Desarrolla su empatía.
  • Permite que tome decisiones importantes.
  • Dale responsabilidades.
  • Dile que no de vez en cuando.
  • Acércalo a diversas experiencias.

Para formar lideres desde la infancia es un gran reto para sus padres. Hay que guiarles para que puedan manejar sus propios miedos e inseguridades y sacar provecho de ello. Para que los adolescentes se vuelvan personas más responsables es necesario que aprendan a tener pequeñas tareas de las que deban hacerse cargo desde pequeños.