Jugoterapia para embarazadas

Jugoterapia para las mujeres embarazadas

La jugoterapia se ha convertido en una tendencia alimentaria en los últimos años. Esta moda saludable puede ser muy adecuada para las mujeres embarazadas y, en general, todos aquellos a los que se les dificulta consumir frutas o verduras normalmente.

Los orígenes de la jugoterapia se encuentran en las culturas orientales de la China o de la India. Empero, desde los años 1990, tiene un gran número de seguidores en los países occidentales.

Los beneficios de la jugoterapia

Además de ser una forma práctica y sencilla de consumir alimentos sanos, la jugoterapia puede hacerse en todas las edades y en cualquier época del año.

Es importante saber que los jugos no sustituyen el consumo diario de frutas y vegetales enteros, mismos que poseen gran cantidad de fibra. Si estás embarazada, consulta a tu médico para que te indique si es, o no, adecuado tomar jugos.

La jugoterapia es especialmente apropiada para niños, personas mayores y también para embarazadas que, debido a su estado, necesitan de una buena dosis de vitaminas. Por lo tanto, la jugoterapia es una forma de consumir alimentos de manera simple, grata y sin esfuerzo,

Una fuente de vitaminas para el embarazo

En la mayoría de las frutas y verduras frescas podemos encontrar, más que en otros comestibles,  la vitamina A, el complejo B (B1, B2, B6, B12), la vitamina C, la E y la D. En menor proporción, se pueden hallar las vitaminas B3, B15, B17, H y el ácido fólico o el ácido pantoténico.

Durante el embarazo, especialmente durante el verano, cuando el calor aumenta, se recomienda ingerir muchos líquidos, principalmente agua porque hidrata el cuerpo. Asimismo, se recomiendan la leche, los caldos, los jugos de frutas y tés.

Los jugos de frutas y vegetales frescos son una fuente de vitaminas, minerales y fibras. Además, pueden convertirse en una bebida muy nutritiva para el cuerpo de las mujeres embarazadas.

Todas las frutas y verduras frescas pueden ser combinadas sin problemas; a excepción del melón y la sandía, que deben ser consumidos solos. Todos los jugos que podemos pensar son, sin duda, nutritivos y saludables.

¿Cómo seguir la jugoterapia?

La mejor opción es tomar los jugos de frutas o verduras alrededor de una hora antes del desayuno, o varias horas después de las comidas, y nunca junto con los alimentos. Los jugos tienen muchas propiedades beneficiosas para todos, ya que desintoxican, regeneran, fortalecen, purifican, ayudan a reconstruir las células y, encima de todo, proporcionan energía a nuestro cuerpo.

Para empezar, el primer paso es comprar o pedir prestado a alguien una licuadora, ya que podremos hacer jugos más fácilmente y con mayor calidad que con el típico exprimidor.

Se debe tener en cuenta que el jugo que una licuadora produce es muy diferente al de un zumo envasado. Por lo tanto, debe ser tomado rápidamente. Esto porque las sustancias nutritivas pierden muchas de sus propiedades poco tiempo después de haber sido golpeadas.

Puedes empezar tomando jugos muy saludables por la mañana, el de melocotón, kiwi y ciruelas es una excelente opción. Por otro lado, los zumos de melones, uvas y limón, zanahoria, fresa y naranja, son una buena opción para consumir en los días de verano.

Haz un batido de manzana y perejil

Para nuestra bebida de manzana y perejil, nos gustaría usar manzanas orgánicas: podemos usarla con cáscara ya que contiene la mayoría de las vitaminas (la cáscara de las manzanas del cultivo convencional generalmente está llena de pesticidas).

¡Simplemente mezcla unas manzanas orgánicas con una docena de tallos de perejil! Dependiendo de tu gusto, puedes agregar un poco de pepino o reemplazar el perejil con unas cuantas hojas de espinaca.

Jugo de remolacha

La remolacha está llena de vitaminas de los grupos B y C y también contiene numerosos oligoelementos y otros nutrientes valiosos.

Para hacer este jugo, pela, corta a la mitad y mezcla la remolacha cruda. ¡Y listo, nuestra bebida desintoxicante por excelencia! Dependiendo del sabor, puedes agregar un poco de zanahoria o limón.