Cómo empezar a hablar de sexualidad con tus hijos

Cómo puedes comenzar a hablar de sexualidad con tus hijos

En el proceso de crecimiento de los hijos, los padres deben afrontar diferentes etapas y temas que suelen ser difíciles, algunas incluso son percibidas como un desafío, hablar de sexualidad de manera abierta y sin prejuicios es uno de esos temas.

Todos los padres en el fondo quieren hablar con sus hijos de lo que incluye y significa la sexualidad, pero lamentablemente en la mayoría de ocasiones, no son capaces de hacerlo adecuadamente, y es que en el ambiente cultural que hemos crecido, aun se generan tabús a la hora de hablar de sexualidad.

La sexualidad es algo natural

Empezar a reconocer la sexualidad como algo presente en todos los seres humanos nos va a ayudar a quitarle ese velo de misterio que la envuelve, y seguramente, nos ayudará a no sentir pena o vergüenza cuando debamos sentarnos junto a nuestros hijos para hablar del tema.

Hablar de sexualidad es importante porque nos da la oportunidad de acompañar a los hijos a descubrir de manera responsable y sin peligro esta parte de su vida, la sexualidad en ellos es inevitable y tanto si estamos a su lado o no igual la van a vivir y experimentar, es sano entonces preocuparnos e involucrarnos por acompañarlos tanto como se pueda.

Primeros pasos

Empezar a hablarles desde que están pequeños es lo adecuado, muchos padres se confunden y piensan que hablar de sexualidad con un niño pequeño es explicarle el funcionamiento de los órganos genitales o el proceso de nacimiento de un bebe, estas explicaciones se dan a niños más grandes.

Hablar de sexualidad con uno pequeño significa, por ejemplo, enseñarle a llamar las cosas por su nombre, enseñarles que sus genitales son privados, no debe mostrarlos en público y que por ningún motivo nadie extraño ni de la familia debe tocarlos, enseñarle que los niños nacen porque tienen un papa y una mama, entre otras cosas de esta naturaleza son conversaciones adecuadas con los niños más pequeños.

A medida que el niño crece, y empieza a ver referencias a la sexualidad en todas partes, además de su curiosidad natural por conocer el cuerpo, comenzara a plantear interrogantes el mismo, a querer saber porque y como ocurre cada cosa.

En este punto se hace necesario darle explicaciones más concisas y siempre sin mentir u omitir información importante, no deberás sentir vergüenza ni tampoco tomarlo con risas, es un tema serio y le deberás responder de manera clara y directa, ve al punto, no te líes dando mil explicaciones.

Educación para niños grandes

Cuando los hijos son adolescentes, ya no se trata simplemente de explicarles cómo funciona la sexualidad, posiblemente lo saben mejor que tú, en esta etapa de su vida debes ser su amigo, generar un lazo de confianza para que te cuente sus cosas, sus dudas, sus inquietudes, y si así lo prefiere el niño, compartir algo puntual de sus experiencias para que los puedas orientar.

Deberás empezar a hablarles de prevención, hablar del embarazo no deseado y como prevenirlo, hablar de la sexualidad responsable y de evitar que terceros indeseables se quieran aprovechar, deberás hablarle del uso del preservativo, de la abstinencia como una opción válida, incluso deberás hablarle de las enfermedades de transmisión sexual y de los riesgos para la salud.

Es tu deber ayudar a tus hijos a vivir una sexualidad responsable, tienes que perder el miedo y la pena, al final te vas a dar cuenta que no es un tema que deba ser tan difícil, se trata de asumirlo con madurez y responsabilidad.