Fomentar amistades saludables en nuestros hijos

Cómo fomentar la amistad saludable en nuestros hijos

Todos sabemos que los hijos no nos pertenecen, su destino en la vida es ser independientes y aprender a elegir y tomar decisiones cuando crezcan, pero para llegar allá deben recorrer un camino que así lo permita, uno de los primeros pasos son las amistades que les ayudarán a desarrollar innumerables capacidades sociales, además de ser un valor personal para el resto de su vida.

Cómo fomentar buenas amistades para nuestros hijos

Los niños se deben relacionar con otros niños y forjar relaciones de amistad, la importancia de los amigos a cualquier edad radica en el aporte que ellos realizan al desarrollo emocional, en el caso de los niños, esto les permite experimentar por primera vez emociones como ganar, perder, trabajar en equipo para resolver problemas y tomar decisiones, descubrir que es el liderazgo, entre otras.

Las amistades saludables, son esenciales para que nuestro hijos desarrollen un sentido de confianza en los demás, mejoren su autoestima y sobre todo, conecten con compañeros de ruta que los puedan acompañar en esta etapa tan revoltosa que es la vida del adolescente. En caso de los niños, también los amigos son esos grandes compañeros que no se olvidan jamás.

El ser humano es social por naturaleza y así ha evolucionado, sabiendo que es la unión e interacción con otros individuos el vehículo de su desarrollo, cuando se limita o se prohíbe que nuestros hijos interactúen con otros niños estamos perjudicándolos, crecerán retraídos y sin habilidades sociales de interacción que el día de mañana desde su etapa de adolescentes les van a suponer límites y dificultades.

Generando espacios

Como padres, nos corresponde fomentar las amistades saludables en nuestros hijos, para ello el primer paso es desde pequeños enseñarles a dialogar, a entender a los demás y, en general, a respetar a las demás personas, desarrollando el sentido de la empatía.

  • Buscando amigos: Cuando los niños están en la edad donde necesitan y quieren tener amigos, debemos fomentar espacios y actitudes en pro de que lo hagan, además en este momento los padres de familia pueden acercar a los hijos a entornos donde se sienten cómodos, por ejemplo si tu hijo es deportistas una buena idea es llevarlo a espacios donde conozca niños con los mismos intereses, un parque o un centro deportivo son una buena elección, si por el contrario tu niño tiene un perfil más académico igualmente tienes la opción de buscar estos espacios.
  • Buenos amigos: Esta bien ser honestos con el niño y decirle que un buen amigo es aquel que no lo va a criticar todo el tiempo, y que no lo va a intentar herir, igualmente un buen amigo lo va a escuchar y tener en cuenta sus opiniones, las decisiones serán en equipo, de esta manera el niño aprenderá a hacer un pequeño filtro y entenderá que no siempre es posible compaginar con todas las personas.
  • Tener personalidad: Debes decirle a tu niño que mantenga su personalidad, puede ser flexible siempre, pero hay valores y principios propios de el que debe respetar, y aunque vayan en contra de las opiniones de sus amigos, él debe ser fiel a lo que su corazón y sus ideas le dicen, de esta manera no perderá su personalidad a cambio de tener un amigo.

Finalmente, deberás acercarte a los padres de sus nuevos amigos, conocerlos y forjar una relación en torno a la amistad de los pequeños, también deberás hablar con tu hijo en todo momento, sobre todo cuando surjan diferencias y discusiones, deberás aconsejarlo y enseñarle a que solucione sus conflictos.

Los amigos de nuestros hijos son importantes para su crecimiento, permitirlos y fomentarlos también lo es, pero recuerda siempre que la prioridad es como se sienta tu hijo, siempre debes escucharlo y apoyarlo.