Dolores de cabeza durante el embarazo

Mujer que experimenta dolores de cabeza en su embarazo

Durante los nueve meses de gestación, los dolores de cabeza pueden empeorar a medida que el bebé crece en el útero. Sin embargo, lo más difícil es que no se puede contar con algunos medicamentos habituales para aliviar el dolor. Especialmente si tiendes a sufrir por tensión o migraña.

Afortunadamente, existen otras estrategias que te pueden ayudar a obtener algo de alivio para estas molestias durante la maternidad. Lo más importante, antes de todo, es saber por qué tienes estos padecimientos. Cuando se sabe el origen, es más fácil descubrir cómo curarlo.

¿Por qué aparecen los dolores de cabeza?

Durante el primer trimestre de embarazo tu cuerpo experimenta un aumento en las hormonas y en el volumen de la sangre; ambas alteraciones pueden causar dolores de cabeza muy frecuentes. El padecimiento puede ser de grado más elevado por causa del estrés o la mala postura. Por otro lado, la molestia puede provocar cambios en la visión -cosa que sucede con algunas de las mujeres embarazadas-.

Existen más causas que originan el dolor de cabeza durante la gestación, entre ellas se incluyen:

  • La falta de sueño
  • Bajos de azúcar en la sangre
  • Deshidratación
  • Estrés
  • Problemas emocionales
  • Cansancio
  • Hambre
  • La congestión nasal
  • Las alergias

Algunas mujeres que experimentan dolores de cabeza con regularidad pueden descubrir que sienten menos dolencia durante el embarazo. Sin embargo, otras pueden sentir el mismo nivel de molestia en las migrañas antes y mientras están gestando. Incluso, puede ser que el padecimiento se torne mucho más fuerte.

Los dolores de cabeza durante el tercer trimestre generalmente están estrechamente relacionados con la postura y la tensión que existe por el exceso de peso. Las molestias en esta zona del cuerpo también pueden ser causadas por una enfermedad llamada preeclampsia –es decir, presión arterial alta durante el embarazo–. En este caso, el médico debe hacer un seguimiento para asegurarse de que todo salga bien.

Lo que puedes hacer para aliviar el dolor de cabeza

Hay muchas medidas que puedes tomar para aliviar la molestia. Por lo tanto, debes elegir –junto con tu médico si es necesario– aquella que mejor se adapte a ti y disminuya la intensidad del dolor que sientes.

Para los dolores de cabeza de tensión y migrañas

Debes pasar un par de minutos acostada en una habitación oscura y silenciosa. Si estás en el trabajo, trata de encontrar un lugar tranquilo, cerrar los ojos y poner los pies en alto durante 15 minutos. También puedes colocar una bolsa de hielo envuelta en un paño en la parte de atrás de tu cuello por 20 minutos.

Para los dolores de cabeza por las alergias o la congestión nasal

Puedes intentar hacer la inhalación de vapor, para aliviar la congestión, o usar un humidificador, para añadir humedad al aire.

También puedes aplicar compresas calientes y frías en el lugar donde te duele la cabeza y cambiar cada 30 segundos de un lugar a otro durante 10 minutos, cuatro veces al día. También será necesario beber mucho líquido para que el moco se disuelva mejor.

Si te das cuenta de que tienes alguna infección, entonces lo mejor es acudir a tu médico para que te recomiende un descongestionante nasal que sea seguro de usar durante el embarazo.