Cuidados para un bebé prematuro

Mamá en cama de hospital con su bebé en brazos. Cuidados de un bebé prematuro.

Si tu bebé nace antes de la semana 37 de embarazo, podemos hablar sobre un parto prematuro. Las madres de estos niños prematuros suelen estar preocupadas y estresadas. Se dice que un bebé prematuro tienen un mayor riesgo de complicaciones de acuerdo con la fecha, ya sea más o menos temprana, de nacimiento.

Cuidados para un bebé prematuro

Una vez nacido, durante las primeras semanas del bebe, los padres pueden cuidarlo completamente desde su casa, con dispositivos de cuidado especial.

Alimentación de un bebé prematuro

La premisa básica es que un niño prematuro necesitará más que la leche materna para mantenerse. Necesita crecer rápidamente y ganar peso. Puedes comenzar a investigar sobre los suplementos vitamínicos para niños que ayudarán a su cuerpo a sobrellevar mejor la situación.

Tu médico puede ayudarte a desarrollar el plan de nutrición de tu bebé. Se estima que un bebé prematuro debe ser alimentado de 8 a 10 veces al día. Si transcurren más de cuatro horas entre las comidas, el bebe puede comenzar a deshidratarse.

Prevenir infecciones

Los microbios son más problemáticos para un bebé prematuro. Está claro que es imposible proteger al 100% a un bebé de la exposición a los microbios, pero hay maneras de mantenerlo lo más saludable posible, por ejemplo, tratando de mantener al niño alejado de lugares donde se reúnen grandes grupos de personas (y, por lo tanto, microbios).

Estos sitios incluyen centros comerciales, escuelas o salas de espera. Lo más recomendado es esperar unos 3 meses en casa antes de salir con el niño a lugares concurridos por la multitud.

Por complicado que parezca, también deberás restringir las visitas domiciliarias. El recién nacido, sin duda, despertará la curiosidad de quienes te rodean, pero durante los primeros tres meses, deberás asegurarte de limitar estas reuniones, ya que cualquier persona con un resfriado o fiebre leve puede contaminar al bebe.

Y, por supuesto, cualquier persona que tome al niño con sus propias manos debe asegurarse de tener las manos limpias y sanas.

Sueño del bebé

La buena noticia es que los bebés prematuros tienden a dormir más tiempo por día que otros bebés, y el sueño los ayuda a crecer. La preocupación es que también tienden a despertarse más a menudo, por lo tanto, debes prepararte para consolar y acurrucar a tu bebé varias veces durante la noche.

En cuanto a la precaución durante el sueño de un bebé prematuro es la misma que para los bebés nacidos en condiciones normales, como acostarlo boca arriba y, especialmente, no sobre su estómago.

Necesidades similares a los bebés de término completo

Recuerda que, como todos los niños, la atención especial a los bebés prematuros no debe alejarse del cuidado básico de cualquier niño. Los bebés prematuros, como todos los demás bebés, necesitan sentir el amor y la atención tranquilizadora de sus padres.

Cantarle una canción, leerle un libro y sostenerlo en tus brazos son cosas comunes que necesita tanto como cualquier otro bebé. Al igual que todos los bebés, los bebés prematuros requieren mucha sensibilidad desde el nacimiento. No dudes en pedir consejos y recomendaciones a tu enfermera pediátrica.