Crisis de los siete años en niños y cómo actuar al respecto

niño sufriendo la crisis de los siete años

La mayoría de los niños de 7 años muestran una sed infinita de conocimiento y tendrán una curiosidad y entusiasmo innatos por las cosas del mundo. Son exploradores naturales, científicos y analistas, y a menudo hacen preguntas sobre todo, desde por qué el cielo es azul hasta de dónde provienen los bebés.

A esta edad, también se enorgullecen de compartir sus conocimientos sobre las cosas y, a menudo, disfrutan mostrando las habilidades de los niños más pequeños que ellos mismos han dominado.

Para un niño de 7 años, habrá una sensación de confianza en la escuela que viene de estar familiarizado con los entresijos de ser un estudiante en un salón de clases. A menudo se sentirán orgullosos de haber adquirido habilidades básicas de matemáticas y lectura y tal vez quieran discutir lo que aprendieron en la escuela con sus padres, amigos y cuidadores.

Desarrollo físico

Para los niños de 7 años, el desarrollo físico tendrá más que ver con el refinamiento que con los cambios importantes. Tu hijo continuará desarrollándose a medida que sus habilidades motoras se vuelvan más precisas.

A esta edad, los niños también desarrollarán una mejor coordinación y equilibrio y podrán aprender a hacer más combinaciones con sus habilidades motoras, como moverse mientras bailan. Cuanto más activos sean físicamente, más rápido se desarrollarán estas habilidades.

Mientras que los padres de niños en edad escolar tienen menos probabilidades de ver los cambios rápidos y dramáticos en el crecimiento físico que pueden haber visto en los primeros años, los niños de 7 años experimentan un brote de crecimiento de vez en cuando. En promedio, puedes esperar que crezcan de 2 a 2.5 pulgadas en el próximo año.

Si bien aún se necesitarán recordatorios sobre lavarse las manos y cepillarse los dientes, los padres de niños de 7 años pueden dejar que los niños tomen las riendas con más frecuencia cuando se trata de  higiene personal.

Ahora que los niños de 7 años tienen la coordinación motora fina para poder usar el hilo dental, los padres pueden alentar a sus hijos a que el uso del hilo dental forme parte de su rutina diaria de cuidado bucal. Muchos niños de 7 años habrán perdido dientes de leche y tendrán dientes permanentes, lo que puede darles una apariencia linda pero incómoda ya que su boca y cara aún no están completamente desarrolladas.

¿Qué es la crisis de los siete años en los niños?

Durante el desarrollo de la personalidad del niño se puede presentar la llamada crisis de los siete años en los niños, donde buscan afianzar su yo interior. Muchos padres sienten preocupación por la actitud que toman sus hijos durante esta etapa, sin embargo, deben estar tranquilos que solo se trata del crecimiento de los niños, no de algo alarmante.

Durante la crisis del niño sucederán muchos cambios, algunos más notorios que otros, el niño sufre alteraciones físicas, de comportamiento, emocionales, psíquicas y también sociales. Esta etapa puede ser considerada también como la adolescencia de la primera infancia.

¿<Cuándo preocuparse?

Mientras que muchos niños se adelantan con las habilidades de lectura y matemáticas, otros luchan. Estas luchas pueden tener muchas causas, que van desde problemas de aprendizaje hasta problemas con un enfoque y desafíos con seguir instrucciones orales o escritas.

En muchos casos, los desafíos académicos se pueden cortar de raíz con solo un poco de instrucción adicional de un maestro, especialista en lectura o matemáticas, o con los mimos padres. En otros casos, los niños pueden necesitar apoyo especial o adaptaciones en el aula. No importa lo que se interponga entre tu hijo y el éxito académico, es importante abordar los problemas ahora en lugar de adoptar un punto de vista de «esperar y ver«.

Este es un momento crítico para que los niños desarrollen confianza en sí mismos. Permite cierta independencia, fomenta el talento de tu hijo y ayúdalo a descubrir nuevos intereses.

Si te preocupa el desarrollo de tu hijo o notas algo que te preocupa, habla con el médico. Es importante asegurarse de que el niño esté en el camino correcto para que cualquier problema pueda abordarse lo antes posible.