Consejos para el cuidado del recién nacido en casa

Consejos para cuidar al recien nacido

Tras la llegada del recién nacido a casa; surgen muchas dudas e interrogantes, que nos plantean si lo que haremos a continuación será lo idea para el bienestar de nuestro bebé. El cuidado de un recién nacido en el hogar no tiene por qué ser una tarea dura, pero debe hacerse de la manera correcta.

Las dudas como el cuidado del cordón umbilical del bebé, la higiene son temas que generan mucho interés.

Cuidados del recién nacido en casa

Los cuidados del recién nacido en casa nos garantizarán que el bienestar de nuestro bebé se mantenga y pueda crecer sano y fuerte.

Cuidados del cordón umbilical en casa

Tras ser cortado, el cordón umbilical del recién nacido, queda un remanente que debe ser cuidado para que cicatrice, se seque y caiga solo; de esta manera evitamos que pueda infectarse el ombligo de nuestro bebé.

La OMS nos indica, que podemos emplear diferentes tipos de antisépticos, ya sea alcohol de 70 °C como prefieren muchos o agua y jabón, pero se debe evitar el uso de povidona yodada.

La cura del ombligo del recién nacido en casa, debe ser diaria, si llega a observarse algún tipo de supuración se debe consultar inmediatamente con el pediatra.

Debes lavarte las manos antes de iniciar la limpieza y emplear gasas estériles húmedas con el antiséptico escogido, esto permitirá que el cordón cicatrice espontáneamente.

Higiene de un bebé recién nacido en casa

Dentro de los cuidados del recién nacido en casa, no podemos olvidar el baño el cual es muy importante, recuerda que los bebés no pueden bañarse todos los días, esto podría resecarles la piel y despojarlos de las bacterias benéficas de su piel.

Lo recomendable, es bañar a tu bebé cada dos días, en el caso de tener que cambiar los pañales se puede limpiar la colita de tu bebé con agua y jabón.

Los productos para la higiene de tu bebé, deben ser de PH neutro y estar poco perfumados, no se recomienda bañar a tu bebé siempre con jabón, con solo agua será suficiente, hay días en los que puedes omitir su uso.

Los baños deben ser breves y la temperatura del agua oscilar entre 34 y 37 °C, se debe bañar a la misma hora, algunos prefieren hacerlo antes de la hora de dormir; para ayudarlo a relajarse, aunque algunos bebés terminan despertándose debido a la temperatura del agua.

Para el cuidado de las uñas de un bebé recién nacido, se prefiere esperar a que estas tengan cierto tamaño, para emplear cortarlas con un corta uñas de puntas redondeadas, para no lesionar al bebé.

El cuidado del cabello un bebé recién nacido, debe ser diario o cada dos días, empleando champú con PH neutro, esto ayudara a prevenir la aparición de la costra latea; la cual no es más que un tipo de dermatitis seborreica.

¿Cómo esterilizar los productos para un bebé recién nacido en casa?

La esterilización de los productos de nuestro bebé, es indispensable ya que su sistema inmunológico no se encuentra bien desarrollado, así que son propensos a las infecciones por microrganismos.

Emplear el vapor de agua, como método de esterilización físico, es muy útil, solo unos diez minutos y todo queda libre de microorganismos, para los productos químicos tenemos soluciones o comprimidos que se disuelven en agua y luego se sumergen ya sea el biberón o los juguetes puede llevarle entre una y dos horas la esterilización dependiendo del producto.

Consejos prácticos para el cuidado del recién nacido en casa

  • Recuerda, tu bebé solo conoce una manera de comunicarse y es a través del llanto, si tu hijo llora probablemente tenga hambre, gases, sueño, pañal sucio o asustado por los ruidos.
  • Toma a tu bebé por la cabeza siempre a la hora de cargarlo.
  • Cambiar frecuentemente el pañal al bebé lo protege de desarrolla dermatitis de contacto.
  • Es normal que tu bebé recién nacido duerma mucho, entre 14 y 20 horas aproximadamente despertando solo para comer.
  • Viste a tu bebé solo con ropas elaboradas con algodón, evitando que desarrolle cualquier tipo de alergia.
  • Recuerda acudir a la primera consulta con el pediatra a partir del día 10 de vida.
  • Si tienes mascotas en casa, asegúrate de que las mismas se encuentren siempre limpias y tengan sus vacunas al día, a su vez es fundamental que evites cualquier contacto entre tu bebé y los animales.
  • La piel de nuestro bebé es muy sensible, por eso requiere que su ropa sea lavada por separado, no se debe emplear suavizantes ya que producen reacciones alérgicas en la piel de nuestro bebé.