Consejos básicos sobre el baño de un niño

Consejos para el baño de un niño

Aunque a la mayoría de los niños pequeños les gusta bañarse, generalmente no es necesario hacerlo a diario. Aquí hay algunos consejos básicos para el baño de los niños.

¿Con qué frecuencia bañar a un niño?

Muchos niños no necesitan un baño todos los días. De hecho, los baños demasiado frecuentes pueden secar la piel y empeorar ciertos problemas como el eczema. Al menos que tu hijo se ensucie mientras juega o come, 4 o 5 baños a la semana son suficientes.

Preparación para el baño

  • Evita los hisopos de algodón para limpiar las orejas. Opta, en cambio, por un paño. Limpia solo las partes externas y no olvides la parte posterior de la oreja.
  • Al verter agua de baño, asegúrate de que no esté demasiado caliente. Una temperatura de 34 a 37 ° C suele ser ideal.
  • No pongas demasiada agua en la bañera. El nivel del agua no debe exceder el ombligo de tu hijo.
  • Evita agregar baño de burbujas o aceite al agua del baño. Estos productos son irritantes para la piel de los niños pequeños y las membranas mucosas, especialmente para la vulva de las niñas.
  • Elige un jabón sin perfume y evita los jabones antibacterianos. Los niños tienen la piel sensible y estos productos pueden causar irritación.

Cuidado de los genitales durante el baño

Es importante que durante el baño de os niños se tenga especial cuidado con las zonas más delicadas del cuerpo.

Para los chicos

Si el prepucio de tu niño aún no es retráctil, limpia con agua solo la parte visible. Puedes tirar suavemente del prepucio para desalojar las secreciones no visibles, pero nunca debes forzarlo.

Es posible que salgan secreciones blanquecinas en la punta del prepucio. Límpialas sin intentar quitar las que están debajo del prepucio. Esta sustancia blanquecina, llamada smegma, no es pus ni suciedad, es una secreción natural que facilita el desprendimiento del prepucio.

Después de 3 años, la mayoría de los niños tienen un prepucio retráctil. Si puedes, sin forzar, tira el glande para eliminar las secreciones que se acumulan allí. De hecho, la acumulación de secreciones debajo del prepucio podría causar inflamación y posiblemente incluso un estrechamiento del prepucio. Luego lleva el prepucio a su posición natural.

De 5 a 6 años, puedes explicarle a tu niño cómo limpiar su propio pene.

Para las chicas

Después de bañar a tu hija, retira con cuidado los labios de su vulva. Elimina, si es necesario, las secreciones que toman la forma de un depósito blanquecino. Para hacer esto, usa una toallita húmeda o toallita, sin jabón.

¿A qué edad puede un niño bañarse solo?

A partir de los 2 años, un niño puede comenzar a aprender a bañarse. Por ejemplo, cuando se le pregunta, puede lavar partes de su cuerpo que sean fácilmente accesibles, como los brazos y las piernas. A los 3 años, ya debe lograr bañarse parcialmente con tu ayuda.

A la edad de 4 años, muchos niños pueden bañarse, pero necesitan supervisión. Puedes verificar que tu niño no haya olvidado ninguna parte del cuerpo y ayudar con algunas partes difíciles de alcanzar, como la espalda. Asegúrate también de que se haya enjuagado bien y de que haya eliminado todo el jabón de su cuerpo.

A los 5 años, la mayoría de los niños son capaces de bañarse completamente, aunque de todas formas los niños de esta edad nunca deben quedarse solos en la bañera. Por lo general, alrededor de los 6 años, un niño también puede lavarse el cabello y secarse sin ayuda.