¿Cómo bañar al bebé?

Bebé dentro de tina con agua. Bañar al bebé

Cómo bañar al bebé puede llegar a ser una duda común entre los padres, recordemos que un bebé es diferente a un niño, así que la frecuencia y los productos a utilizar para el baño serán diferentes.

¿Con que frecuencia debe tomar un baño mi bebé?

La frecuencia con la que se deben bañar a los bebés varía dependiendo de la edad, si es un bebé recién nacido podría necesitar solo dos o tres baños semanales, asegurando mantener la colita del bebé limpia, podemos lavarla cuando evacue con agua sin necesidad de bañarlo por completo.

Para los bebés mayores, una vez hayan podido mudar el cordón umbilical, pueden llegar a bañarse a diario estableciéndose un horario que comenzará a formar parte de la rutina del niño.

¿Cómo bañar a un bebé recién nacido?

A la hora de bañar a un bebé recién nacido se debe tener sumo cuidado con el cordón umbilical, para estos casos se prefiere optar por bañarlo con una esponja.

El cordón umbilical del bebé caerá entre los 10 días y las tres semanas tras el nacimiento pero mientras esto no ocurra procederemos de la siguiente manera para bañar a nuestro bebé.

Pasos para bañar a un bebé recién nacido

  • Prepara un recipiente con agua tibia, una esponja y una toalla.
  • Recuesta a tu bebé sobre una toalla en una superficie lisa.
  • La toalla servirá para mantener al bebé calientito, a medida que avanza el baño tomaras una extremidad por vez mientras mantienes al bebé arropado.
  • Ve aseando cada extremidad por separado y asegúrate de secar bien.
  • Si cae agua sobre el ombligo puedes usar la toalla para secarlo.

¿Cómo bañar a un bebé grande?

Bañar a un bebé grande es una experiencia única, pero debemos tener ciertos elementos a la mano para poder comenzar tales como.

  • Bañera.
  • Toalla
  • Algodón.
  • Jabón y champú para bebé.

Pasos para bañar a un niño grande

Cuando tu bebé llega a mudar el cordón umbilical, estará preparado para recibir baños diariamente, primero debes tener  en cuenta que el baño no requiere ser largo y tampoco debes llenar la bañera, con solo unos cinco dedos bastara para bañar a tu bebé.

El baño se convertirá en parte de la rutina de tu hijo, es recomendable realizarla en una hora específica, si se selecciona al caer la tarde sería un momento ideal ya que el bebé estaría freso para la hora de dormir.

Ahora para continuar con el baño asegúrate de tomar muy bien el bebé firmemente para que no se te caiga, a medida que avanza el baño notaras la necesidad de cambiarlo de posición para asearlo correctamente.

Se debe prestar atención a varias partes del cuerpo del bebé durante el baño tales como.

  • Genitales.
  • Área del pañal.
  • Pliegues de la rodillas y muslos.
  • Axilas.
  • Detrás de las orejas.

Para lavar el cabello de tu bebé necesitaras usar champú para bebés, recuerda usarlo al final del baño, también debes tener en cuenta que debes bañar  tu bebé con agua a temperatura ambiente, el agua fría podría resfriarlo.

A medida que tu bebé crezca se acostumbrara al baño llegando a amarlo.